domingo, 3 de mayo de 2009

Deforestacion en Honduras


Honduras posee un territorio con una superficie de 112.492 km2, el 25 por ciento de la cual está cubierta con bosques de pino y el 26 por ciento con bosques latifoliados.


De acuerdo con el sistema de zonas de vida de Holdridge, los bosques de Honduras se agrupan en seis zonas diferentes. En 1997 existían aproximadamente 2.512.700 ha de pino (denso y ralo) y 2.863.500 ha de bosque latifoliado.


La utilización de PFNM del bosque es importante, tanto para consumo interno como para el mercado internacional. Para los mercados locales, los productos no maderables más importantes son principalmente utilizados como alimento, medicina natural, elaboración de artesanías y materiales de construcción; campos en los cuales los PFNM representan una importante fuente de ingresos para la economía doméstica, además de un potencial considerable.


Los diferentes grupos étnicos en el país utilizan más de 400 plantas medicinales, así como algunas fibras que emplean en la fabricación de artesanías y para la construcción de casas.


Por otra parte, en el mercado internacional los productos de mayor venta son las resinas de pino, los conos y el liquidambar.


En Honduras, al igual que en los otros países de la región centroamericana, la importancia de los PFNM no ha sido valorada adecuadamente, ni ha recibido el apoyo y la promoción institucional necesaria.


A pesar de la gran variedad de productos utilizados y del potencial económico que representan, su conservación y uso sostenible se ven amenazados por el deterioro ambiental y la ampliación de la frontera agrícola y ganadera.


La tasa de deforestación en Honduras se calcula en unas 86.000 ha por año. Los bosques de pino no han disminuido significativamente en cobertura forestal, pero son objeto de una degradación gradual debido al sistema de aprovechamiento de la madera, que se caracteriza por ser selectivo y sin control; a la falta de manejo; a la práctica de la agricultura migratoria y de la ganadería extensiva; y a la alta tasa de incendios forestales.


El consumo anual de leña del país alcanza a unos seis millones de metros cúbicos y el 70 por ciento de éste (4,2 millones de m3) proviene de los bosques latifoliados.


La leña es una fuente de energía muy importante para el país, y la única para una parte importante de la población rural. Según los precios de 1994 (25 $EE.UU./m3), se puede estimar que el consumo de leña asciende a 150 millones de $EE.UU


Fuente: Anuario Estadístico Forestal 1997
A pesar de que la leña genera el 70 por ciento de la energía que se consume en Honduras, y que esta representa el 90 por ciento de la madera extraída, no existe una estrategia que asegure su aprovechamiento en forma sostenible. La contribución de la leña a la economía de la nación se ha menospreciado, ya que la mayor parte se recolecta y comercializa a través de canales informales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada